Te voy a contar un secreto sobre tu vida

Te voy a contar un secreto sobre tu vida

Secreto

 

Antes de confesar tu secreto permíteme que cuente algo sobre mí. Son las doce en punto de la noche ni un minuto más ni un minuto menos. Muere el martes y en unos segundos nacerá un miércoles cualquiera del mes de octubre. La banda sonora de una película poco conocida flota en el aire y el mundo, en realidad es mi mundo, parece inmóvil, sin fuerza… y para ser sincero, no sé…

 

Te has parado a pensar las veces que te has sentido así. Muchas, ¿verdad? Que no sabes de qué te estoy hablando. De las ocasiones en donde nada te aportaba más que un enorme vacío. Esas en donde buscabas algo que, malditas paradojas, sabías que era imposible encontrar y aún así lo hacías para sentir el gusano de la vida moviéndose bajo tu piel.

 

Todas las personas en el mundo, en realidad en su mundo, se han sentido alguna vez fuera de lugar; tú también por mucho que lo niegues ahora. Somos tan iguales y a la vez parecemos tan distintos que lo que nos diferencia nos une mucho más.

 

Tenemos el deseo enfermizo de buscarnos en otros ojos. Nos decimos enamoramos cuando sólo es egoísmo por atravesar unas pupilas ajenas. Escarbar en su alma sin compasión por si esta vez hay suerte y podemos reencontrarnos. No nos sentimos, por eso nos buscamos.

 

mundoY en toda esa vorágine de desazón y miedo nos creemos importantes. Somos tan necios que nos creemos los dueños del mundo cuando en realidad no es más que un holograma, quizá creado por una mente enfermiza que está experimentando con nosotros, o no, quién sabe. Pero… ¿por qué pones esa cara? ¿Crees que exagero? Pues no te pierdas este artículo.

 

linea

Y mientras llego a este renglón, a este momento único, en el aire bailan las notas del último disco de Damien Rice. Gracias por permitirme esta pausa porque la música vuelve mi alma gelatina y la hace llorar y/o reír a su voluntad. Y supongo que en breve vendrá a visitarme la guitarra de The Partisan Seed y su “You Know What I Mean” y ahí dejaré de escribir, dejaré de pensar, dejaré de existir y por un breve instante infinito abandonaré el holograma.

 

Cuando vuelva a encontrarme de nuevo con los pies en el frío suelo de la realidad llamaré a Budapest para que me empuje con su “Get me home». Y cuando ya esté allí, en casa, Portishead con su “Roads” me recordará los caminos infinitos, de dolor y amor, que todavía me quedan por recorrer.

 

La música nos une a nosotros mismos. Nos encuentra sin buscarnos. Nos transporta a lugares que conocemos pero que hemos olvidados y allí nos confronta con lo importante; la vida real, no la que creemos estar viviendo.

linea

 

Tu realidad es igual que la de los demás. Absurda en ocasiones, coherente otras pero en definitiva; cambiante. Aún así, aunque lo sabemos, nos cuesta aceptarlo. Nos resignamos, sí, pero no es lo mismo. En la resignación siempre queda un poso de sufrimiento.

 

La resignación es un suicidio cotidiano.

Balzac

 

Estamos capacitaos para percibir con el corazón cosas que los demás sentidos no pueden. Al pobre no le damos más que disgustos o lo ignoramos porque nos han enseñado mal, espero que sin mala intención pero mal, muy mal. Y por favor, no confundas nunca el corazón con el amor o el amor con el corazón. La vista, el oído, el tacto… no pueden asegurarnos la vida en un holograma. La energía que sale de tu corazón sí. Pero no me creas, no te creas nada de lo que te digo, experiméntalo, vívelo en tu propia piel, siente y no te resignes nunca.

 

Estoy seguro de que tu secreto ya es un grito rebotando contra las paredes de tu cabeza. Y si no es así, vuelve a leer este post desde el principio y ahora usa el corazón. Tu corazón, el único que te podrá llevar a dónde quieras ir con una sonrisa en el rostro y el alma cargada de música.

 

saludoGracias por permitirme hoy desahogarme, hacer incluso una pausa en este extraño post y demostrar que en el fondo… soy humano.

 

 

Y si te apetece, será un placer leerte, deja un comentario contándonos qué te hace sentir con vida, qué te hace salir del holograma, en definitiva… que te lleva a tu realidad.

One thought on “Te voy a contar un secreto sobre tu vida
  1. Música… música… música….. Qué sería de mi ser…sin Ella?( Sí …en mayúsculas)….ha sido , desde q tengo uso de razón, mi compañera..mi inspiración..mi fuerza….( Si en algún momento no tuve ganas de cantar…o de escucharla……MALO…..muy malo)… ahí estaban atacando implacables… la desolación..la resignación….la impotencia….la desgana…..pero llegaba la tristeza y….. Me pedía aquella canción q siempre me hizo llorar…y desahogarme….y descargar…..y entonces…. automáticamente me volvía a cargar….y a retomar….y a regenerar mi alma…..no hay más medicina para mi….y he tenido la suerte de q Paganini….y su violín….( Medicina del pasado)…..resurgiese en mi vida dándome el regalo de tener una hija violinista….no le puedo agradecer más a la vida…q cuándo la escucho tocar….no me lo creo…. ahí desaparezco….me mezclo entre sus dedos y su alma…..y cuando regreso….no puedo sentirme más feliz….

  2. Gracias Susana por el comentario.
    Es cierto que la música nos coloca en otro «espacio/tiempo», ¿verdad que es increible?
    Y eres muy afortunada de tener en casa a una gran violinista. Felicidades!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *