¿Te ahogas ante un grupo de personas?

¿Has sentido alguna vez la sensación de falta de aire?

 

Es curioso porque nada nos obstruye la garganta y aún así, el aire no entra en nuestros pulmones.

 

Nuestro sistema nervioso colapsa y nos provoca una sensación desagradable, tanto que tenemos la sensación de que nos morimos.

 

Es como una señal de alarma de que algo no va bien y en realidad, lo único que nos amenaza son las miradas de un grupo de personas esperando algo de nosotros.

 

¿Qué esperan?

¿Qué interactúes?

¿Qué aportes tu opinión?

¿Qué impartas esa conferencia?

¿Qué des esa clase?

¿Qué…?

 

Quizá necesites ayuda para solventar ese problema porque si no eres capaz de interactuar, sin que te falte el aire, no podrás tener una vida plena.

 

Necesitamos a las demás personas, tanto como ellas a nosotros, para poder crear una sociedad sana llena de vidas felices.

 

Busca tu bombona de oxígeno y sal a darlo todo.

 


Estoy encantado de que leas esto en tu correo.

Si por el contrario, estás en la web (entre tú y yo, no sé cómo has llegado hasta aquí pero puedes salir por la puerta grande) y quieres recibes las entradas diarias con consejos para vencer ese ese miedo que te amarga la vida…  ¿A qué estás esperando? 

Suscríbete y disfruta (Y llevaté un regalo excepcional).

PD: También puedes darte el placer antes y suscribirte después, eso lo dejo a tu gusto porque el orden de los factores no altera el producto pero, hagas lo que hagas, disfruta de la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *