Sea lo que sea…

Sí, lo sé, hace tiempo que no escribo. No sé si has echado de menos mis textos o simplemente ya te has olvidado de mí. Sea lo que sea… disculpa.

 

 

La vida me va zarandeando como a un corcho en un mar embravecido y en ocasiones es difícil encontrar una playa en la que pararse a descansar.

 

Lo que vengo a contarte hoy es que la entradas de este blog van a cambiar. A partir de mañana serán más regulares pero mucho más breves.

 

“Menos es más”, con esta premisa comienza una nueva etapa donde la brevedad será importante y la temática se adaptará a mi vida. Mezcla de desarrollo personal y teatro, teatro y desarrollo personal. Una mezcla explosiva llena de emociones, realización, risas, pasión, humanidad…

 

Por eso quiero invitarte a que sigas conmigo durante un tiempo y si te agrada acompañarme, adelante. En caso contrario… si dentro de unas semanas ves que no aporta nada a tu vida, por favor, no lo dudes, date de baja del blog. Por nada del mundo quisiera forzarte a que sigas aquí si tu camino de vida te empuja por otro lugar.

 

Aún así, como ya te dije, regálame unas semanas de tu tiempo para que compruebes si de verdad este blog, escrito con el corazón, te aporta algo.

 

Mil gracias por tu atención, tu tiempo y tu sonrisa.

3 thoughts on “Sea lo que sea…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *