Mes: febrero 2016

Las mañanas duelen

Las mañanas duelen. Sí, duelen porque no sabemos muy bien para qué soportamos (alejados de nuestras camas calentitas) el frío mañanero. Nos cuesta levantarnos como nos cuesta pensar y actuar, preferimos lo conocido y arriesgarse a lo nuevo nos da pereza. ¡Qué calentitos estamos en nuestra zona de confort!   Pero siempre suena el despertador
Read More